El sistema educativo chileno

La estructura del sistema educativo chileno está compuesta por educación parvularia, básica, media y superior.

Esta última está constituida por tres tipos de planteles que se ofrecen a quienes egresan de la educación media: universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica.

Las instituciones de educación superior pueden clasificarse como tradicionales y privadas, las que cuentan con plena autonomía y se coordinan a través del Consejo de Rectores de Universidades Chilenas y se adscriben a un solo proceso de admisión, la Prueba de Selección Universitaria (PSU)